Blog

HomeSin categoríaCUARTO DÍA DE EXCAVACIÓN

CUARTO DÍA DE EXCAVACIÓN

Registro, registro y registro.

El programa de excavación sigue su ritmo normal pero lento, ya que lo más importante en el trabajo arqueológico es el registro. De nada sirve extraer metros cúbicos de tierra si no registras toda la información espacial y material que comportan. En nuestro caso, que nos consideramos un equipo moderno y muy minucioso, llevamos a cabo un detallado posicionamiento tridimensional de todos los objetos mediante estación total. A ello añadimos un riguroso sistema de excavación por unidades estratigráficas (UUEE) que se describen cuando es necesario en el diario de fichas de UUEE. Como todo equipo de excavación el registro fotográfico es fundamental y a él hemos añadido, recientemente, levantamientos fotogramétricos de niveles y estructuras.

Algo peculiar en nuestra cueva es el registro de materiales y el procesamiento de todo el sedimento por cuanto que esta tarea es sumamente costosa y ocupa buena parte de los esfuerzos del equipo. Para optimizar los resultados llevamos a cabo una flotación de prácticamente todo el sedimento de los niveles intactos. Para ello, el sedimento se recoge en sacos que debemos transportar en nuestras espaldas desde la boca de la cueva hasta el campamento base. Allí, se procede a la flotación o, en su caso, a la criba de agua. En posteriores entradas os iremos comentando con detenimiento cada uno de estos trabajos.

Hoy, simplemente me gustaría hacer un comentario general de las fotografías que adjuntamos a esta entrada en el Blog y que reflejan algunas de estas actividades de Registro. Por ejemplo, podemos ver al Prof. Kurt W. Alt proceder al lavado e identificación de los restos humanos. El Prof. Kurt Alt es antropólogo y genetista y de él depende todo lo relativo a los restos humanos que extraemos en la cueva. Forma parte de nuestro equipo de investigación desde hace más de 5 años y con él compartimos un buen número de importantes publicaciones.

Podemos ver en otras tres fotografías una tarea bastante específica y que es el resultado de las labores de flotación del sedimento; el triado. Consiste en la segregación de los distintos componentes que frecuentemente quedan en la red de la máquina de flotación y que suelen ser diminutos  (semillas, carbones, micro fauna, pequeños sílex…), pero fundamentales para el conocimiento integral del yacimiento en su entorno.

No menos importante es el lavado del material cerámico que, en este yacimiento es especialmente importante por la cantidad y calidad del mismo. En muchas ocasiones los barros están mal cocidos y es preciso proceder a su limpieza con sumo cuidado si no queremos dañar las magníficas decoraciones que portan, como los que podéis ver en algunas de las fotografías.

El resto de imágenes pertenecen a diversos momentos de la jornada de ayer en la que se vivieron las escenas propias de un trabajo arqueológico.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment