Blog

HomeSin categoríaDECIMA JORNADA: Faldas del Turbón – Paso de las Aras – San Valero

DECIMA JORNADA: Faldas del Turbón – Paso de las Aras – San Valero

Emoción, Arqueología, Ayer en hoy.

Ya desde ayer, pero especialmente desde que esta mañana recogiéramos las tiendas, el Paso de las Aras ha sido como una obsesión. Es la divisoria natural entre los pastos de montaña y los de media montaña. Ramón nos dice que desde El Paso de las Aras hacia el norte los pastos son mucho mejores que los que las ovejas vienen ramoneando más al sur. Situado a 1904 metros sobre el nivel del mar es un paso muy estrecho en la cresta de la falda del Turbón, desde el que se divisa, por primera vez en todo el camino, la cueva de Els Trocs. La visión nos hace estremecer porque llegamos al origen de nuestra aventura y porque nos imaginamos y vivimos similares sensaciones a las que vivirían y sentirían nuestros pastores prehistóricos. Els Trocs aparece en el centro de una panorámica sobrecogedora que dibujan el Pirineo axial al norte donde divisamos el macizo del Poset, Gallinero y toda Maladeta y la enorme mole que supone el macizo del Turbón por el sur. Nada más culminar la ladera de este  último, por una trocha donde difícilmente pasan más de 3 ovejas juntas, aparece, en el fondo del valle a 1640 m.sn.m. un tozal cónico en cuya ladera se halla la cueva. Comentamos y comentamos con Ramón sobre nuestro trabajo allí, nuestros hallazgos y el sentido de nuestro camino y su respuesta nos colma de gozo:…”claro, ahora se entiende todo y tiene sentido lo que me contáis, es que los pastos, a partir de aquí, son de mucha mejor calidad y ellos encontrarían en la cueva un refugio después de tanta penuria al subir el Turbón”.

Todo el equipo de televisión Española estaba esperando al rebaño justo en el propio Paso de las Aras donde espero que las imágenes grabadas sean ciertamente impresionantes, tanto por el paisaje en si, como por la interconexión rebaño, pastor y equipo. Algo más abajo, en el paso de la cabañera junto a la Ermita de las Aras, sin detener la marcha del rebaño hemos aprovechado, siguiendo las directrices de Adrián, para grabar una ambientaciones prehistóricas que complementarán los documentales sobre el proyecto.

Sin embargo hemos tenido ocasión de disfrutar largo tiempo de todo este paraje pues el rebaño hizo la parada para comer justo en el inicio de la bajada del puerto de las Aras, para saborear los primeros pastos de verdadera montaña, a prácticamente 2000 metros de altitud sobre el nivel del mar. Como por la mañana nuestro equipo no disponía de agua, en el almuerzo hemos dado buena cuenta del vino que Ramón lleva en la bota y que supone un auténtico combustible en el camino. Aproveché el tiempo en que el rebaño remolonea la marcha para acercarme, con uno de los vehículos de apoyo a Televisión Española, a comprar vino para rellenar la bota que con tanto gusto todo el grupo había consumido porque….”no es de buenos amigos no rellenar la bota que uno ha contribuido a vaciar”.

A primera hora de la tarde, después de sacrificar una oveja que había abortado y que era imposible de salvar, iniciamos de nuevo la marcha que transcurrió por la Partida de la Selvaplana, justo a los pies de la cueva de Trocs y por las dolinas en las que hemos realizado sondeos geológicos para la elaboración de estudios paleo ambientales en los que hemos documentados quemas de la vegetación hace 7500 años, precisamente, para crear pastos para el ganado.

Todo el día de hoy ha sido un continuo flashback entre el pasado y el presente con la sensación de que la Arqueología ha hecho que reviviéramos hoy la realidad del ayer.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment