Blog

HomeSin categoríaPRIMER DÍA DE EXCAVACIÓN

PRIMER DÍA DE EXCAVACIÓN

Hoy es 16 de Julio y ha sido nuestro primer día de excavación. Por cierto, un día espléndido. Bien empezamos.

Ayer dedicamos todo el día al desplazamiento. La mayor parte del grupo salimos desde la Universidad de Valladolid con tres vehículos; dos todoterrenos y una furgoneta. Otro grupo salió desde Estavillo (Álava) y un tercero desde Zaragoza. En total 17 personas  a las que se ha sumado hoy Kurt W. Alt que ha viajado desde Montpellier habiendo salido antes  de ayer desde Freiburg en Alemania. En total, por tanto estamos un equipo de 18 personas a las que se sumarán en pocos días varias más.

El primer día de excavación suele ser un día muy ajetreado, pues hay que montar toda la infraestructura que, en nuestro caso, es especialmente abundante. De todas formas, como tras la primera fase de nuestra aventura trashumante, habíamos montado ya parte del campamento base (carpa, criba de agua, flotación y habíamos dejado la cueva casi lista), teníamos parte de la tarea hecha. No obstante, dedicamos un buen tiempo a colocar el generador, extender los 300 metros de manguera que lleva la luz tanto a la cueva como al campamento, a montar la bomba del agua, instalar el polipasto para subir la vagoneta desde el fondo de la cueva hasta la boca, vaciar el agua que había entrado en los fluorescentes de la gruta, trazar los cuadros a excavar y mil cosas más necesarias para automatizar  y, con ello, optimizar los trabajos arqueológicos.

Sin embargo, tuvimos una ardua tarea inesperada. El camino de acceso a la cueva  estaba impracticable. Las lluvias pasadas y la circulación de algún camión y todoterrenos habían originado unas enormes roderas llenas de barro que nos costó mucho atravesar. Era casi imposible que nuestros vehículos soportaran toda la campaña ese camino en tal mal estado y, por ello, decidimos dividir el equipo. Mientras unos pocos trabajaban ya en la cueva, el resto hicimos de improvisados peones camineros arreglando los desperfectos, tarea que sólo nos costó… una buena sudada. ¡A veces la arqueología y la escasa ayuda nos obligan a estas cosas….estamos acostumbrados!

Antes de acabar la mañana todo el equipo estaba ya perfectamente organizado y trabajando de lleno en la cueva. La primera tarea emprendida fue la de recoger todo el sedimento que se había desprendido de los perfiles durante los pasados otoño, invierno, primavera. Como siempre se recogieron las tierras en sacos y se bajaron hasta el campamento base donde fueron cribadas. Igualmente se inició la flotación de una pequeña parte del sedimento dejado el año anterior.

Todo está en marcha, en tiempo récord hemos iniciado los trabajos en la cueva y… sorpresa!!!!!, han aparecido las primeras cerámicas decoradas y un trapecio asimétrico de sílex.

Mañana tocan diana a las 7 horas e iniciaremos otra apasionante jornada… ¡Os la contaremos!

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment