Blog

HomeSin categoríaSEXTA JORNADA

SEXTA JORNADA

El trabajo bien hecho

Hoy ha sido una jornada sin ovejas pero no por ello sin esfuerzo ni trabajo. Mientras el rebaño aprovecha los pastos de Merli, nosotros hemos preparado el campamento base para la excavación de la Cueva de Els Trocs, que este año tendrá lugar entre el 15 y el 30 de julio.

Quiero recordar que las excavaciones en la Cueva de Els Trocs, ubicada en el término de San Feliu de Veri (Bisaurri, Huesca), son el origen del proyecto MEDELCA. En este yacimiento hemos hallado restos de los que podrían ser los primeros pastores trashumantes de la Península Ibérica. Al margen de otros hallazgos arqueológicos, queremos destacar (por su relevancia con respecto a este proyecto) la presencia de, por el momento, más de 23000 restos de fauna, de los cuales más del 80% han sido identificados como ovicápridos. Marta Moreno, arqueozoóloga del CSIC y miembro de MEDELCA, ha revisado nuevamente toda la fauna de la cueva y nos ha asegurado que, prácticamente, todos los huesos de ovicápridos pertenecen a ovejas y que, por lo tanto, apenas hay evidencias de cabras. Este hecho, ya por sí solo, nos pone sobre la pista de cuál sería la orientación económica fundamental de los habitantes ocasionales de esta gruta. Por otro lado, gracias a los resultados de los análisis isotópicos, micromorfológicos, sedimetológicos y de otro tipo de restos faunísticos sabemos que la cueva sólo fue ocupada durante los meses de verano.

Els Trocs se encuentra en un lugar muy especial, pues se ubica en una elevada altiplanicie conocida como la “Partida de la Selvaplana” situada en un corredor natural que comunica transversalmente los ríos Ésera e Isábena. En este lugar, además, se cruzan las cabañeras que atraviesan el pico del Turbón tanto por el “Paso de las Aras” como por el “Paso de La Muria”. Estas cabañeras, o caminos de trashumancia, probablemente ya fueran diseñadas y transitadas por los grupos que ocuparon la cueva hace 7300 años.

La llegada hasta la cueva es bastante complicada. Hay que recorrer 3,5 km por un camino de montaña que, en su tramo final, se halla impracticable (podéis ver algunas imágenes en el álbum de la jornada). Hoy, al no disponer de vehículo todoterreno, hemos tenido que caminar hasta la base de la colina (con forma de cono), en la que se encuentra la cueva, donde cada campaña de excavación establecemos el campamento base. Queremos agradecer a Ignacio Espot su amabilidad al transportar todo el material pesado hasta bien cerca del campamento base, material que, en cada excavación, nos suelen procurar Carlos y María Jesús, nuestros amigos del Camping de Laspaúles.

Ciertamente ha sido un año muy lluvioso por estos lares puesto que es la vez que en peores condiciones hemos encontrado el camino, lo que supone un serio problema para el desarrollo de la excavación… ¡Esperamos que lleguen a tiempo los vehículos prometidos!

Al final de la jornada hemos visto todos nuestros objetivos del día cumplidos: la instalación de la carpa que nos sirve de laboratorio de campo y de refugio los días de lluvia, el montaje de la criba de agua (imprescindible para llevar a cabo la flotación del sedimento y la posterior recogida de muestras arqueobiológicas) y la preparación de la cueva para poder iniciar los trabajos de excavación sin ninguna dilación. Los demás avatares de la jornada (las subidas y bajadas a la cueva por una pendiente que ronda el 40% de desnivel, chaparrón justo al bajar del yacimiento con todo el material hacia el campamento, el sudor, algunas caídas…) se superan con amplias sonrisas, un buen bocadillo y un poco de descanso de vez en cuando. Todo ello hace que este grupo, que, en algunos casos, lleva trabajando conmigo desde hace 15 años, merezca todo mi respeto y admiración.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment