Blog

HomeSin categoríaSEXTO DÍA DE EXCAVACIÓN

SEXTO DÍA DE EXCAVACIÓN

Cerámicas por todas partes.

La enorme tormenta de la tarde noche ha dejado el camino más complicado, lo que no ha sido obstáculo para que llegáramos a nuestro primer destino: el campamento base. Allí nos hemos encontrado con una desagradable sorpresa. Las vacas nos habían hecho una visita durante la noche o justo al levantar el alba, dejando un buen rastro de “quietas” alrededor de la estructura de criba y flotación que hemos tenido que neutralizar. Pese a ello, el olor característico (algunos dicen que a campo) nos ha acompañado durante toda la jornada.

Una jornada, por otra parte, presidida por el entusiasmo que han despertado en todo el grupo la enorme cantidad de cerámicas que cubren toda la superficie que en este momento estamos excavando en el lugar en el que se acumulan los eventos de combustión. Al margen de los apasionantes datos que ofrecen los análisis de ADN de los restos humanos hallados en la cueva y los resultados, en vías de publicación, sobre las evidentes huellas de violencia que detentan, son las cerámicas el objeto arqueológico por excelencia. Contando con la previsión que hoy ya podemos hacer de la cantidad de fragmentos cerámicos que recogeremos en esta campaña, podemos adelantar que serán más de 40.000 los fragmentos con los que contaremos de toda la estratigrafía de la cueva. Pero lo más espectacular es que con fragmentos cerámicos se pavimenta prácticamente toda la cueva como una primera protección contra la humedad de la misma. En efecto, todos los fragmentos aparecen en disposición horizontal y en muchas ocasiones en varias capas superpuestas. Muchas de ellas tienen bellas decoraciones, la inmensa mayoría con técnicas impresas formando complejos y curiosos motivos compositivos. La mayoría de las imágenes que os presentamos tienen la intención de ilustrar perfectamente esta realidad, a la vez que haceros admirar algunas de la decoraciones de las vasijas que aún se encuentran in situ y que, posiblemente mañana, procederemos a levantar, no sin antes haber tomado las correspondientes fotografías (unas trescientas) para poder realizar el levantamiento fotogramétrico de todo el estrato.

Mientras gran parte del esfuerzo se centra en este sector de la cueva, se prosigue también la excavación de los nuevos cuadros trazados al inicio de la campaña. Ahí hemos llegado a excavar la UE 0 o nivel superficial, hallando sólo algunos fragmentos de vidrio romanos y cerámicas a torno, pero en muy poca cantidad. Se comienza a atisbar ya lo que en otras campañas hemos denominado como UE 37, que no es más que un potente nivel de enormes piedras fruto, sin duda, de un colapso de la cueva en época prehistórica. En días sucesivos seguiremos informando del desarrollo del proceso de excavación en este nuevo sector.

Por lo demás, en el campamento base, se continua con las tareas imprescindibles de lavado, siglado, triado y registro en general de todas las evidencias recuperadas hasta el momento. Debemos reconocer que llevamos un considerable retraso en las tareas de flotación del sedimento del fumier. Como la tormenta de la noche ha humedecido la tierra y las partículas orgánicas no flotan, esta tarea se convierte en inútil. Es un verdadero hándicap con el que nos encontramos y de difícil solución, ya que debemos esperar a que el sedimento seque por completo y el tiempo se nos echa encima a pasos agigantados… ¡Difícil papeleta se nos presenta!

Os dejamos unas fotografías de nuestro sistema de criba y flotación que, como veréis, son bastante poco sofisticados.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment